miércoles, 2 de mayo de 2012

Encantamiento 65; 1ª parte: Exceso de productos de limpieza para seguir habiendo tanta mierda.


No reconocía aquel sitio. No era el Cuartel General que yo conocí (supongo que tras la explosión del anterior se habían mudado); Gin mencionó algo de una “academia”... (¿en serio? No sabía que para matar gente se necesitara un título. Lo mismo te enseñan a poner la pose de chulo).
Ahora que había dado esquinazo al medicucho con cicatrices no sabía a dónde dirigirme. Pero como no me encontraba con nadie tampoco es que importara.
Me aburría. ¿Y si cotilleaba un rato? Dicho y hecho.
Pues una puerta al azar:
Escobas.
Otra:
Cerrada.
Otra con llave.
Fregonas.
Más productos de limpieza.
¡Al fin! Con solo atisbar que no era otro escobero me metí dentro. Era un sitio curioso, sí. Parecía el interior de una alta torre circular. Las paredes eran de un mármol azulado con una cierta luminiscencia propia muy extraña. Me ponía la piel de gallina y el estómago del revés. ¿Minerales de Luz? Di un paso dentro, con no tocarlo directamente bastaría, aunque seguía siendo peligroso.
Las paredes eran en realidad pórticos que daban a un interior hueco. Pero allí en medio había un altar, como suspendido, al que se accedía mediante un puentecillo. Observé la caída y tragué saliva. En aquel altar había armas, doce más concretamente. Me parecía muy raro poner una exposición en un lugar como aquel así que me acerqué a verlas.
De lejos había supuesto que eran armas, pero eran tan simples que… No sé. No tenían adornos ni formas específicas, ni siquiera filo. Algunas parecían simples palitroques blancos; aunque podía sentir que estaban compuestas de Luz.
Junto a cada objeto había el nombre de una familia y su lema. Debían ser las doce familias más poderosas de los Guardianes de la Luz; los doce pueblos de Israel, descendientes de Abraham, quienes llegaron a todos los puntos de la Tierra… (me crié en un orfanato católico, algo de la biblia controlo).
Kensington. Me incliné para leer el lema que había junto a uno de esos palitroques plateados.
-Adoptan una forma determinada dependiendo de quién las sostenga -Me giré hacia la voz de Camile Lence, la adivina-. Es parte de la tradición Guardiánica, uno de sus secretos más codiciados. Esas son las Armas de Dios. Dicen que descendieron directamente del cielo, la primera fuente de Luz que “Dios” dio a los Guardianes para que pudieran luchar contra los demonios –caminó a través del pórtico-. Parecen simples, pero eso es hasta que uno de sus dueños las porta, entonces toma la forma que este desea para el combate. No, solo una forma en concreto según la persona, no es tan fantástico como las series de superpoderes –respondió a mi futura pregunta-. Las aprecian tanto porque “Dios” ya no les concede más Luz y se han visto obligados a reciclar sus propias almas, están bajo mínimos.
-¿Por qué me cuentas eso?
-Vi que me ibas a pedir explicaciones.
-Claro que iba a pedírtelas, pero no por esto precisamente.
-Oh, ¿no?
-No. Me mandaste a la muerte con una sonrisa. Y no mientas, sabías que allí estaba Dande y lo que me pasaría… -la fulminé con la mirada.
-Humm. Sip, lo vi bastante definido.
-Quiero saber porqué no intentaste evitarlo, si solo me lo hubieras dicho unos segundos antes podría haberme alejado del portal a tiempo. Se supone que estás aquí para ayudar.
-Ya te lo he dicho: estaba muy definido que podrías sobrevivir. Y era necesario: debías liberar a todos esos presos, revolverte contra la Orden de la Luz y destapar sus trapos sucios ante ellos mismos…
-¿Esto es parte del futuro que Don Destino desea?
-Sí. Aún no puedo ver a qué conducirá, pero sin duda era lo que debía pasar. –Suspiró quedamente- Me temo que cada vez que Kristof aparece en una de mis visiones, todos mis futuros se nublan, ese demonio loco y su lógica sin sentido… Lo único en claro que alguna vez he conseguido sacar de él es que hoy está en el balneario y ya ha cambiado cinco veces de emplazamiento –lo que en realidad veían los adivinos eran los posibles acontecimientos venideros en función de los actos presentes (si cambiaba algo del presente, la visión en la que desencadenaba se anulaba)-. Y mucho menos esperaba que te rindieras –me miró fijamente con esos ojos sin pupilas.
-Oh, ¿y eso te molestó?
-…Sí. Había un plan de futuro perfecto hasta ese momento, pero han vuelto a resurgir posibles acontecimientos que podrían estar bien… si es que Kristoffinno Seamair no decide inmiscuirse.
Oí pasos al otro lado de la puerta.
-Pronto nos volveremos a encontrar –la adivina desapareció por una de las puertas.
Me apresuré a esconderme.
Robert y un hombre entraron en la habitación.
-Cardenal Marcus, ¿por qué me trae aquí? –uy, qué bien, si me lo presenta y todo.
Suspiró. –Esta juventud de hoy en día no sabéis lo que es la paciencia –su voz osca y rasposa me sonaba mucho. De mi juicio con los Guardianes tal vez, ¿sería el que se empeñaba en darme sentencia y con el que acabé discutiendo a gritos?
Robert gruñó apartándose la melena de la cara.
-Ven. ¿Sabes lo que es esto?
-Sí. Claro que lo sé –respondió con soberbia-. Son las Armas de Dios.
-Así es –el cardenal se giró hacia Robert. Al lado del-que-se-hace-el-héroe parecía incluso bajito y muy, muy pálido aunque en realidad era bastante normalucho. Debía tener unos cuarenta/cincuenta y tantos pero la vida de la guerra lo había dejado con un aspecto muy maltratado y rudo. Su cara era ancha y aplastada (igualito que si le hubieran dado un buen palazo) y se le estaba cayendo el pelo, ya de por sí muy fino y claro. Sonrió de una forma en la que se notó su alma interesada-. Entonces también sabrás que cada una de ellas adopta una forma dependiendo de quién la porte –justo lo que la adivina acaba de decirme.
El-que-se-hace-el-héroe asintió. –Y si alguien que no es su dueño la coge se transformará en un objeto que hiera a esa misma persona.
El cardenal asintió. –Por eso mismo tenía curiosidad por saber qué forma tendría el Arma de Dios concedida a la familia Kensington en las manos del Elegido. El joven que salvará el mundo y a todos nosotros, que derrocara la oscuridad… para siempre.
La expresión de Robert me sorprendió. No parecía tan arrogante como de costumbre, al contrario, su expresión era pesarosa y con la mirada baja.
-¿Por?
Se encogió de hombros. –Simple curiosidad, cualquier día de estos el Señor se me llevará. Quisiera poder verlo con estos ojos antes de que eso pase.
El-que-se-hace-el-héroe lo miró a los ojos y finalmente se encaminó hacia el palo blanco que pertenecía a los Kensington. Colocó su mano en el extremo vertical.
-Yo, el Guardián de la Sagrada Luz, Robert Kensington, pido al cielo que me permita la utilización de este pedazo del Creador para seguir su voluntad –empezó a brillar con un fuerte fulgor. Rob extrajo aquel objeto del suelo donde estaba clavado, cegándome unos segundos-. Amén.
El brillo decreció.
-Magnífico, Elegido.
***
Los seguí cuando desplazaron la conversación a los corredores del edificio, en silencio y a cierta distancia para espiar con discreción. No tenía nada mejor que hacer y procurar que no te pillaran siempre contenía su morbillo.
-Robert, puedo llamarte así, ¿no?
-Claro, cardenal.
-Verás, ver la forma de tu Arma de Dios no es el único motivo por el que quise llevarte a parte.
-Lo supuse.
-¿Tan obvio fui? –Rob se limitó a encogerse de hombros y metió las manos en los bolsillos, ¿qué le pasaba? Nunca lo había visto tan… modosito- He de hablarte de un tema peliagudo…: tu padre.
El-que-se-hace-el-héroe frenó en seco. -¿¡Qué!? ¿Qué ocurre con él?
-Se está jugando el cuello… con ese… híbrido –torció la expresión con disgusto.
-Mi padre siempre ha sido un aguerrido soldado de la Orden, leal y eficaz. Su juicio en las decisiones y los buenos soldados que ha formado aquí, en la Academia, son la prueba.
-Sí, es cierto. No dudamos de sus méritos pasados. Nos preocupa su presente y futuro. Todo hombre tiene sus… altibajos de fe.
-¿A qué se refiere?
-¿Es posible que tu padre se haya aliado con alguna facción demoniaca?
-NUNCA.
-¿Ni siquiera lo has pensado? La forma en la que se apresuró en poner a ese híbrido a salvo… nunca le habíamos visto mover tantos hilos por alguien…
-Lo sé… Pero si ustedes accedieron a que realmente la escoria sea uno de los nuestros por ese pacto que hizo… debe ser tratado así; ni ejecución, ni tortura, ni “arena” hasta tener un juicio. También lo decidieron ustedes –soltó como espetándole “aténganse a las consecuencias de lo que ustedes solitos se han buscado, váyanse a la mierda un poco y a mí no me metan”.
-Cierto, Albert consiguió convencer al resto de los altos cargos –sonrió-. Pero no a mí; mi opinión es clara al respecto.
-¿Y por eso intenta acusar a mi padre en contra de la decisión oficial de la Orden? –se mantuvieron la mirada largo rato. Básicamente sí-. Lo hizo por la Orden…
-¿Qué quieres decir?
-Para que la profecía se cumpla y la Orden se salve es necesaria la ayuda del hibrido. Mi padre lo sabe, actuó debido a eso, estoy seguro.
-Sí… es una opción… Deberemos tener fe en su bondad, ¿no es así? Pero… sé de buena mano que el demonio está muy apegado a tu círculo; no dejéis que esa rata os contamine. Aunque esta situación se deba a causas de fuerza mayor pues fuimos nosotros quienes os ordenamos vigilarle de cerca, debes mantenerte alerta con él. Los demonios son seres viles y crueles que disfrutan infectando el corazón de las personas y creando la discordia entre ellos –si los humanos no se dejaran tan fácilmente...
-Lo sé y temo lo que está pasando.
-¿Ya lo ha hecho?
-Mis amigos… ¡ellos no son conscientes, no se dan cuenta! Pero son grandes personas, estoy seguro de que podrán darse cuenta de sus errores y arrepentirse. Pero para ello, por favor, le pido ayuda.
-¿Quieres que revoque la orden que obliga a tu amigo Colyn Dooflan sea el vigilante del hibrido? ¿Qué consiga que manden al demonio a otro regimiento para que así no pueda interactuar con tu amiga Lena Dande, tu hermano menor y esa mujer con la que debes casarte y deje de salpicar a tu padre y el Dr. Finekan?
-Por favor…
-NO –tiró por tierra todas las suplicas del heroito, con lo que le había costado formularlas-. Tú lo has dicho, joven, es necesario para tu profecía que estéis juntos, tú y él, no es nuestra culpa que tus amigos se vean implicados. Aunque es una pena.
-Entonces seré yo quien tenga que separarse de ellos.
-¿Serías capaz de hacer tal sacrificio para salvar a tus amigos?
-Por ellos daría la vida.
-Yo que tú no sería tan literal –bufé-. Ellos están contigo porque es lo que prefieren; aunque son idiotas, saben bastante bien que es peligroso. Les harías mucho daño si la palmaras y lo peor es que ni se te pasa por la cabeza considerar esa posibilidad –me crucé de brazos apartándoles la mirada en cuanto se giraron en mi dirección. Mierda, no debería haber hablado, joder, todo iba tan bien…
-¿¡Qué haces aquí, cuando has despertado!? ¿Y el doctor Ginneas Jeis Finekan?
-Espiaros, hace como una hora, supongo que buscándome –si al menos pudiera cerrar el pico cuando me preguntan… Me di media vuelta, ¡muletas para qué os quiero!
-¿¡Qué piensas hacer!? –Rob me gritó fuera de sí, no iba a ocular lo mucho que me odiaba cuando tenía esta oportunidad de castigarme.
-Huir, suelo hacerlo.
El-que-se-hace-el-héroe me enganchó del pescuezo y tiró de mí hacia atrás, desequilibrándome. Me echó una mirada en la que se palpaban sus ganas de golpearme, pero al ver mis vendas se echó atrás; un héroe justiciero no debía linchar a alguien de menor categoría. Pero en lugar de soltarme, decidió arrastrarme así cogido. Pasamos delante del cardenal, ignorándolo por completo. Este nos siguió a paso ligero.
-¿Qué planeas hacerle, a dónde le llevas? –el cardenal esperaba que fuera algo desagradable para mí con todo su corazón.
Rob tan sólo gruñó. Yo iba trastabillando a la pata coja y una de las muletas se me cayó en las escaleras, hubiera ido detrás yo también de no haber estado sujeto por el-que-se-hace-el-héroe.
Me llevó hasta la sala principal de los Guardianes. Estos se giraban a nuestro paso y nos miraban cuchicheando, pero Rob no se paró.
De repente frenó y me tiró al suelo, por muy poco no lo consigue.
-DISCÚLPATE.
-¿Eing?
Alcé la mirada y allí estaba Lena, pálida y con cierta cara de ir a vomitar, frente a mí y bien sujeta por C.Lence para que no intentará irse.
-DISCÚLPATE ANTE LENA, ahora…

13 comentarios:

  1. ROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBB <3

    KYAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
    ROB, ROB, ROOOOOOOOOOOB, TE QUIERO!!!!!!!
    *Enamorada totalmente*
    Si no fueras religioso, serías PERFECTO.

    DIOSSSSSSS CASI ME MUERO DE AMOR AL VER QUE COGIÓ A ALEC Y LO MANDÓ DISCULPARSE <3333333

    Leeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeena oish, mi ahijada, mi niña bonica, mi agggggggg <3333333

    Rob, te quiero, te quiero, te quiero.

    Dios, Rob, lo adoro...sería capaz de dar la vida por sus amigos...aisssh, lo sé, lo sé!! T^T <3
    Y QUEEEEEEEE MONOOOOOOOOOOOOOOO :$
    Lena cariño estás como quieres eeeh! :O <3

    Jajajajajajaja me ha encantado ^^
    QUIERO MASSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS
    Y LO QUIERO AHORAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA.

    Rob x Lena <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu "agggg"? xD Pensaba que eso significaba una arcada

      Eliminar
  2. He decidido que Rob no se hace el héroe. ROB ES UN HÉROE <3

    *Soltando Kya's en su nube feliz de amor*

    ResponderEliminar
  3. Maldita Lena e.e La odio T.T
    ¿Donde esta camp? SIMPRE DEJAS QUE DESAPAREZCA E.E LAS RANAS MUTANTE MOLAN! LOS HUMANOS NO! Lena fuera e.e
    ¿Y por que debe disculparse alec ante lena? ME NIEGO! UNA *PIIIIIIIIIIIIII* SE VA A DISCULPAR ANTE ESA t.t
    Rob... t.t que se vaya a freiir esperragos con la flor y la rubia no de bote...
    Kristofinnooooooooooooo amor mioooooooooo *____________* Solo dire una cosa...
    ¡¡¡COMO LA LENCE ESA SE ACERQUE A MIS QUERDIO KRISTOF, LA MATOO LA MATOOO! e.e
    encima le espia en los baños publicos e.e Guarra ¬¬
    Ale, este coment es mas corto T.T Sorry pistuchi okis? xD
    PD: Buuuuuuuuuuu cortoooooooooo
    PD2: Buenisimo lo de amuletas para que os quierooooo *________*
    PD3: Marcus no mola e.e
    PD4: sUBE PRONTOOOOO !
    PD5:Ale me voy definitivamente xD
    PD6: KRISTOFFFFF, CAMPPPPP OS QUIEROOOOOOOOOO *____________________*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sé QUE LAS RANAS MUTANTES MOLAN MÁS, LO SÉ, SI NO NO LA HUBIERA CREADO
      Ya verás la opinión de Alec al respecto, ya... muajajaja
      ¿Acercarse? Lo dudo, a Kristof n le gustan las mujeres como ella, puedes estar tranquila... de momento

      Eliminar
  4. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah >///////////< he muerto de felicidad al saber de había nuevo capi! *inicia su baile de la victoria*
    Me ah dejado un poco muerta en plan O.O lo de la profecía, el hecho de que Robb deba aguantar a mi amado por el bien de la Orden ò.ó y lo de la espada de las 12 familias??! me estoy perdiendo algo, me falta una pieza para comprenderlo en su totalidad o soy yo que no se leer entre líneas? ._.
    Entonce el elegido es Robb o es Alec? porque técnicamente los dos son Kensignton ;aunque Alec en menor medida aaaaaaaaaaaagh! XD Me va a dar algo como siga pensando en las distintas posibilidades y las implicaciones!
    Porque le haces esto a gamba-girl??!! XD Si pones a Robb tan bonico, tan heroico y sacrificado, sacado del shojo mas pasteloso la madre que lo pario! joder! XD Me voy a acabar flechando por el y no le puedo hacer eso a mi amor incondicional por Alec u///////u y mira que la escena final habla bastante bien de el, al llevarle ante Lena u//////////////u jolinchis Robb <33 creo que entiendo porque a Gaby le gusta tanto, maldito hombre encantador! no vas a lograr desbancar a Alec nunca de los jamases! XD Maldito tio majo! con tus idas se olla de tendencia homicida y luego tus momentos cukis (si, es posible que Alec haga lo mismo pero es tan añdsfj a XD Robb...jolines <33)
    Bueno créeme que mi frustración no puede medirse con palabras así que lo dejo aquí, antes de decir una barbaridad xP
    Tuya en el fanatismo, Gamba-Girl (L)
    Pd: ahora me pongo con el Paint xP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora me entiendes... *-*
      AHHHHHHH ADEMÁS. Se llama Rob Carmen :') COMO NUESTRO ROBB, EL DE INVERNALIA!!!
      OMG, si es que lo amo, lo amo....

      Yo ya decidí hace tiempo que Alec es el verdadero elegido, no Rob.
      *Mi cerebro está procesando*
      ESPERA.
      ESPERAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA.
      ¿ENTONCES TENDRÁ QUE ENAMORARSE DE NICOLE?
      ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡NI EN EL JAMÁS DE LOS JAMÁSES PERRA!!!!!!!!!!!!!!!!! D:

      RobxLena♥
      AlecxLena♥
      CampxGin♥

      Eliminar
    2. *-------* te comprendo a las mil maravillas
      Nuestro Rob...aish por dios <33 es adorable
      Yo también lo he decidido! Alec for president!!!
      Eso no es computable! Alec con Lena o habrá rebelión ò-ó
      Me ha gustado lo que has dicho:
      RobxLena
      AlecxLena
      CampxGin
      Ay mis bollicaos parejiles cukis *--* me muero de amor

      Eliminar
    3. =_= me estáis pidiendo trío? Uhhhh, que Lena y Rob son súper católicos, ya sabéis. Además, de cumplirse encima sería incesto!!!
      Carmen... te estás iendo al lado de las RobFans? Y qué pasa con nuestroantihéroe sociópata con sus paridas mentales y la vena borde-hijaputistica??? No te dejes engatusar, sé fiel a tus amores/bollicaos clásicos!! :D

      Eliminar
    4. Pero hay que reconocerle que (como todos los típicos héroes) tiene su puntillo cariñoso debajo de la prepotencia que despierta amorcillo (es tan gilipollas... que me dan ganas de meterme con él con amor) XD

      Eliminar
    5. XDDDD Me ha encantado eso "es tan gilipollas...que me dan ganas de meterme con él con amor" menos mal que eres su madre y tu amor por ellos es incondicional que si no XD
      Por supuesto! este capi me ha tocado la fibra sensible por Rob, pero jamás abandonaré al borde de mi amado ò-ó nunca! LenaxAlec foreveeeeeeeer!!

      Eliminar
    6. "Incondicional"... claro que sí, claro que sí... xD

      Eliminar
  5. dios jajaajajajajaj como has dejado el final... pff que le dira ?¿?¿
    como siempre esta genial lo lei en cuanto lo publicastes pero no he podido comentarte hasta ahora :)
    me muero por leer el siguiente
    besos
    ah y tienes un premio en mi blog jeje

    ResponderEliminar